EL MUSICAL

daniel anglès director rent el musical

El 26 de enero se representaba por primera vez el musical RENT en la ciudad de Nueva York, dos días después de la muerte de su autor: el joven y desconocido Jonathan Larson. El espectáculo se convirtió rápidamente en un fenómeno que cambió la historia del género y que conectó con una nueva generación que se identificaba con aquellos personajes que luchaban para mantener su entorno, amenazado por la enfermedad y la muerte, que se aferran a la vida, que despiertan su lado más creativo y, que sobre todo, cuentan su vida en momentos de amor.

 

PREMIOS:

4 TONYS, 6 DRAMA DESK AWARD Y UN PULITZER

 

RENT siempre aparece cuando lo necesitas. Jonathan Larson lo tenía muy claro: Broadway había perdido la conexión con el Nueva York real. A principios de los 90, los musicales de éxito eran Cats y Les Misérables. Imaginar arriba del escenario de un gran teatro a la gente que vivía aquellos momentos a la ciudad, era prácticamente imposible.

Por eso, Larson se obsesionó con la idea de explicar la vida de sus amigos y amigas, lo que pasaba en su entorno –y a el mismo– transformando La Bohème de Puccini en un musical. Si la gente real ocupaba el escenario, la generación MTV –que no se sentía interpelada des de los teatros– ocuparía las plateas.

En el año 1990, el East Village de Nueva York respiraba como el bohemio barrio latino de París de 1830. Así, el paralelismo entre la tuberculosis y el sida era evidente. Partir de la popular ópera era un gran acierto, pero, una vez más, la fuerza no estaba en la idea sino en cómo se materializaba.

Una partitura apasionada que fusiona todos los estilos que podías escuchar en la radio de ese momento. Una estructura teatral tan elaborada que el mismo Sondheim, mentor artístico de Larson, habría firmado. Conflictos tan radicalmente contemporáneos que se convierten en clásicos. Un tópico literario tan incontestable como el carpe diem. Y, sobre todo, la pasión y el canto a la vida de sus protagonistas.

Con aquellos ingredientes, en el año 1996 nace RENT. Su creador, que estaba dispuesto a darlo todo por el espectáculo, muere súbitamente la noche antes de su estreno. Este inesperado y desolador giro argumental actuó de amplificador. Fue entonces cuando empezó el mito. Cuando más se le necesitaba.

RENT cambió Broadway para siempre. Nos cambió a muchos, para siempre.

Solo tres años después, el espectáculo llega a Barcelona coproducido por Focus, en uno de sus habituales actos de valentía que nunca me cansaré de agradecer. La ciudad se enamoró de sus personajes, hizo suyo el lema “no hay más que hoy”, creó una nueva generación de espectadores y se situó en el mapa de las grandes capitales del género.

En el año 1999, hacía cinco años que había empezado mi viaje profesional en este mundo. Después de experiencias muy intensas, me sentía vacío y desorientado. Había visto la función de Broadway y estaba convencido que un musical así no llegaría nunca a nuestro país. RENT me confirmó que todo es posible, y poner-me en la piel de Mark Cohen me llenó de energía. Me señaló un camino que no he dejado de seguir y me permitió establecer contacto por primera vez con los profesionales de Nueva York que tanto admiraba. Sin duda, apareció cuando más lo necesitaba.

Ahora, RENT se convierte en la primera producción propia del proyecto ONYRIC Teatre Condal. A nosotros nos da toda la fuerza y energía que nos hace falta para seguir construyendo este espacio de encuentro con vosotros. Estoy convencido que la aparición de RENT también es lo que necesitáis. ¿Por qué… quien no necesita recordar que la vida se ha de medir en amor y que cada día es el más importante de nuestras vidas?

 

DANIEL ANGLÈS